Sin categoría

El ciudadano debe hacer contraloría sobre la renta petrolera

Pedro Luis Rodríguez SosaAlgunos han calificado como una maldición que Venezuela tenga tanto petróleo. Otros admiten que es la mayor de las bendiciones, pues es un recurso poderoso en el contexto de la economía mundial. El día de hoy entrevistamos a Pedro Luis Rodríguez Sosa, experto en economía petrolera, co-escritor del libro que lleva por título “El petróleo como instrumento de progreso, Una nueva relación Estado- Ciudadano-Petróleo”.

Ecosocial21: Dentro de su libro recoge una propuesta para la que serían necesarios cambios estructurales dentro de las instituciones venezolanas. Dénos claves que definan su propuesta.

Rodríguez Sosa: – Debemos comprender que en los recursos naturales no hay características intrínsecas que impliquen que su abundancia resulte en una maldición o una bendición. Eso depende

de cómo el ser humano los usa. Para aprovechar plenamente nuestros recursos hay que plantearse las soluciones en dos planos. ¿Qué hacer con la industria y qué hacer con la renta? Yo creo que hay que acercar a los venezolanos a su recurso. La clave está en empoderar al ciudadano en la contraloría de los recursos, en este caso producto de la renta petrolera. Esta es la manera en que interrelacionan la renta y la gente.

 

Ecosocial21: ¿Cómo debería ser la relación entre la industria petrolera y los otros sectores económicos?

Rodríguez Sosa:  –  Hacer una propuesta petrolera no implica que el sector no petrolero se distancie. Es una estrategia de sumar en todos los sectores económicos. Tenemos urgencia en modificar la política institucional del petróleo, aunque tenemos las reservas más grandes del mundo probadas, en el subsuelo no nos sirven de mucho.

 

Ecosocial21: ¿Por qué es urgente? ¿Cómo podemos ver el panorama a corto mediano plazo con respecto a negociación del petróleo venezolano?

Rodríguez Sosa:  – El entorno está cambiando hacia un entorno de abundante oferta.  México entró al juego de nuevo pero todavía está en “veremos”, debido a que la reforma apenas está siendo aprobada. Ahora está en la fase del cómo se va a implementar. Entra en el juego  el aumento de producción de los Estados Unidos, nuestro principal comprador,  y la posición de Canadá, quien es nuestro competidor directo debido al tipo de crudo que ellos procesan. Para Canadá puede aumentar la rentabilidad si Venezuela decide vender CITGO.

 

Ecosocial21: ¿Qué hace sostenible esta propuesta en el largo plazo, hay populismo posible?

Rodríguez Sosa:  -Precisamente esa es la clave: cómo salir de un ciclo vicioso a un ciclo virtuoso, cómo no convertir al recurso en una barrera para el desarrollo, sino un instrumento de progreso.

Es preciso darle mayor control sobre los recursos al ciudadano. La dificultad reside en quién le da el control al ciudadano. Ahora lo da el Gobierno, pero eso no puede ser. La implementación de la contraloría ciudadana debe ser a través de un mecanismo universal, no discrecional.

El petróleo es fundamental para nuestro país. Es fundamental para el desarrollo sostenible crear ciudadanos, no co-dependientes del Gobierno de turno.

 

Ecosocial21: ¿Cuál sería ese mecanismo?

Rodríguez Sosa:  El mecanismo para hacer realidad la contraloría ciudadana sobre la renta petrolera no para por una consideración política. Es necesaria una reforma institucional. El gran problema del rentismo es que el Gobierno decide quién gana y quién pierde al momento de obtener un beneficio de la renta. Y de esta manera aleja a los venezolanos de su recurso.

Nosotros proponemos un fondo patrimonial de los venezolanos. Se propone que la totalidad de la renta, lo que hoy en día son aportes de la Nación, excluyendo los costos de PDVSA de producir el recurso, irían a este fondo. Cada uno de los venezolanos tendría una cuenta, sin discreción alguna, donde anualmente se le depositaría los dividendos; así automáticamente se generaría el pago de los impuestos de esos ingresos de la renta.

Este proceso hace al venezolano dueño de su recurso, y de alguna manera hace más transparente el uso de los recursos. Así se ve materialmente el aporte que le da el petróleo a la sociedad. Obtienes el beneficio directo sin depender de quienes estén en el Gobierno.

El otro reto es aplacar la volatilidad fiscal. El pago que se le hace al Estado es un promedio móvil, básicamente un promedio estabilizado. Por ejemplo, se le da el promedio de los últimos 5 años, lo que lo hace un fondo de estabilización también. Eso nos permitiría  tener dinero en época de vacas flacas.

 

Ecosocial21: ¿Es factible implementar este sistema en la actualidad? ¿Qué tendría que romperse dentro de los estatutos actuales para hacerse efectiva esta propuesta?

Rodríguez Sosa: Es factible implementar la propuesta. Quizás la restricción fundamental es que fiscalmente estamos en una situación precaria. Establecer un fondo patrimonial que le quite al Estado lo que ya ha adeudado es más difícil. Sin embargo, si se hace gradualmente, es posible. Si iniciamos este tipo de políticas estaríamos avanzando en el tema de la transparencia del manejo de la renta petrolera. Ello hace que el ciudadano vea su aporte y pueda reclamar cómo se hace el gasto público.

 

Ecosocial21: ¿Y la gasolina? ¿Qué ocurre cuando se sigue aplazando la decisión del aumento de su precio?

Rodríguez Sosa: Con el subsidio que actualmente el Estado asume al sostener el precio bajo de la gasolina, Venezuela está dejando de recibir fondos preciosos. Ahora, para mí, cabe otra pregunta: ¿Queremos aumentar el precio de la gasolina (y los consecuentes recuersos) para que vayan al mismo barril sin fondo? Creo que la respuesta es negativa. Hasta tanto no haya un cambio en el manejo de los recursos, no vale la pena.

Por eso es que nosotros pensamos que es necesaria una reforma institucional del manejo de la renta. Hay que darle un tratamiento legal constitucional.

El Gobierno está tomando medidas puntuales para tapar agujeros. Esas medidas no va a solucionar a largo plazo el ciclo vicioso en el cual está metido el país. El modelo que plantea este Gobierno no es viable a largo plazo.

_____________________________

Desde Ecosocial21 los invitamos a opinar sobre este tema. Coméntennos sus preguntas y propuestas en @Ecosocial21 

Pedro Méndez: “Se quedaron cortos”

pedro me?ndez pedro mendezEl pasado 1ero de mayo, el Gobierno Nacional decretó un aumento salarial del 30%, para ubicarse en un total de Bs. 4.251, 40 Según el Banco Central de Venezuela la inflación acumulada en el primer trimestre del 2014 es del 10%, y se proyecta que cerrará el 2014 en 76%, sin dejar atrás una tasa de cambio, SICAD II a Bs 50 el dólar lo que sitúa en 85 $ el salario mínimo y constantes ataques al comercio con un control de precios de productos, básicos y no básicos, desde la Harina PAN (harina precocida de maíz) hasta los automóviles de lujo.

Con la intención de acercarnos al problema de la relación entre el salario del venezolano y sus problemas económicos, entrevistamos a Pedro Méndez Dáger, Economista y Coordinador de Formación de Primero Justicia en el Municipio  Sucre, Caracas.

-Dicho esto, ¿de qué le sirve al venezolano un aumento salarial? ¿Soluciona el problema económico de los venezolanos?

-El aumento salarial no resuelve porque no se está atacando el problema fundamental, ni dando respuesta a aspectos básicos de la economía. Este aumento salarial es un pañito de agua caliente, ya que para que el aumento sirva de algo debería estar acompañado de un aumento en la producción nacional de bienes y servicios. Si no, es más dinero en manos de la gente persiguiendo los mismos bienes o menos, y se producen dos fenómenos: inflación y escasez.

Cada vez que se habla de ofensiva económica, el gobierno hace grandes operativos de regulación de precios y fiscalizaciones, y ya tenemos 10 años de precios regulados y la inflación sigue subiendo. La inflación en alimentos llegó a ser para el mes de marzo del 79,2%; es decir, ese supuesto aumento se lo comió la inflación.

-¿Qué debe hacer el gobierno para aumentar la producción?

-Lo que debería estar haciendo el gobierno es un desmontaje paulatino del control cambiario. Cuando hablo de paulatino me refiero a unas líneas de tiempo que pueden durar hasta 15 años, lo que da un tiempo considerable para que la economía se ajuste. Hay experiencias exitosas similares, como es el caso de Chile.

También habría que desmontar la Ley de Costos y Precios Justos; dejar que los comerciantes, productores y consumidores compren y vendan a los precios que les parezca lógico, dejar el mercado fluir. Es imposible calcular desde el poder central cuales son los costos de toda la cadena productiva; imagínese: para producir un paquete de harina PAN, no sólo es el precio del maíz, es el costo del maíz, del que hace la bolsa, del que hace el plástico de la bolsa, del que hace los colorantes de la bolsa, del que hace la máquina con que se procesa el maíz, del que transporta el maíz, del que cosecha…. Es insostenible.

El otro aspecto importante que es consecuencia del control de precios es el contrabando hacia Colombia, ahorita cualquier cosa vendida en Venezuela es infinitamente más barata para los Colombianos y un “negoción” para el contrabandista: compra en bolívares, pasa la frontera, vende en pesos y cambia a dólares.

Otro aspecto importante para activar la producción es hacerle una profunda revisión a la Ley del Trabajo. Es necesario resaltar las consecuencias de esta ley, que afecta mayoritariamente a pequeños y medianos empresarios, ya que las grandes empresas tienen mayores márgenes de capacidad de manejar altos porcentajes de inasistencias o cambios bruscos de aumentos y beneficios salariales, pero cuando se tiene 1 o 2 empleados los cambios son más difíciles de aguantar.  Y cuando hablas de movilizar la economía precisamente son estas pequeñas y medianas industrias las que hay que apoyar.

Sumado a todo esto, la entrada de divisas a Venezuela no pinta nada bien, lo que hace que las importaciones (casi todos los productos que consumimos) bajen. Va a haber cada vez menos dólares, ya que la más importante entrada de divisas a Venezuela, si no la única, es por concepto de la venta de crudo de la estatal PDVSA. Y esta está gravemente endeudada tanto monetariamente como estructuralmente, con una caída de 18.800 barriles diarios, y una nómina gigante que se ha triplicado con el régimen.

Entonces sumas leyes laborales + control de cambio + control de precios + poca entrada de divisas, sin contar con la corrupción,  y te da la combinación perfecta para que haya menos productividad. El gobierno puede decretar un aumento del 1000% pero si no ataca lo fundamental, la producción y la productividad no sirve de nada.

-¿Y entonces qué hay de cierto en las declaraciones de Ramírez de cambiar el sistema rentista petrolero y activar el aparato productivo?

-Ellos no creen en el emprendimiento, en la empresa privada, aunque así lo digan de la boca para afuera, en la práctica lo que quieren es hacer que la empresa dependa de ellos al poner tantas trabas y gestiones burocráticas, además de los controles de precios cada vez más severos, de esta manera no se puede activar ningún sistema productivo y menos la empresa privada.

Hay estadísticas que demuestran la cantidad de empresas que en los últimos 15 años han quebrado y salido del mercado. Para activar el sistema productivo hay que acabar con el rentismo petrolero y eso supone una disminución en el poder que tiene el gobierno sobre los ciudadanos, lo que me hace dudar de que el gobierno quiera eso para sí.

Y lo que más preocupa es que ellos no lo están haciendo ni dan señales de querer hacerlo, ellos tienen muy claro el objetivo, que es hacer al ciudadano, al venezolano, dependiente cada vez más del poder central, para luego chantajearlo en la toma de sus decisiones, es decir hacer al ciudadano un eunuco. Conn la ley de costos y precios justos el impuesto de actividades económicas baja; siendo este el principal impuesto de recaudación para alcaldías, destruye sus presupuestos haciendo que el gobierno local se convierta en pedigüeños de la renta nacional y dependientes de las decisiones del alto mando nacional.

Los restos del boom petrolero

84434_122752_1VÍCTOR SALMERÓN |  EL UNIVERSAL

martes 10 de septiembre de 2013  12:00 AM

Transcurridos diez años desde que la suerte comenzó a sonreírle a Venezuela y el precio del petróleo inició un largo y sostenido aumento, es evidente que nos enfrentamos a un nuevo fracaso, a un ciclo que nos deja más dependientes del barril y con severos desequilibrios que día a día se manifiestan en alta inflación, escasez de productos básicos y creciente devaluación de la moneda.

¿Cómo se han administrado los petrodólares? El sueño de estructurar un tejido industrial a través de expropiaciones, estatizaciones, financiamiento de proyectos y empresas mixtas con países aliados como Irán, no ha tenido el resultado esperado a pesar de la profusa inyección de divisas.

Las estadísticas del Banco Central registran que entre 2003 y el primer semestre de este año el país ha obtenido por exportaciones petroleras 653 mil 860 millones de dólares, de los cuales, el 56% ha sido utilizado por el sector público y 44% por el privado.
A pesar de que la petrochequera financió la creación de empresas como Venirauto, la estatización de compañías emblemáticas como Sidor, cementeras y todo el sector eléctrico, el aporte del sector público al PIB ha permanecido en 30%, la misma proporción que en 2003.

Al mismo tiempo las exportaciones no petroleras, el indicador que refleja si el país tuvo éxito en la tarea de diversificar la economía y crear otra fuente de divisas, desnuda que en 2012 el ingreso por este concepto fue 27% menos que en 2003.

El sector público no pudo aumentar el aporte al PIB a pesar de la enorme transfusión de divisas porque su crecimiento en los últimos diez años ha sido más lento que el privado, en medio de fallas gerenciales y un entorno que afecta a la economía como controles de precios que desestimulan la producción y una moneda sobrevaluada que alienta las importaciones.

Ahora, cuando la realidad ya es imposible de ocultar, el Gobierno intenta salir del atasco reuniéndose con empresarios, planteándose cómo entregar un poco más de dólares al sector privado y tratando de eliminar algunos trámites burocráticos.

¿En verdad el problema es tan sencillo o se trata del fracaso de un modelo?

Economía y alienación

Por Rafael María de Balbín – rafaelbalbin@yahoo.es

  

AmingotePara Karl Marx todas las demás alienaciones se reducen a la alienación económica. Sin embargo, es muy claro que lo religioso, lo filosófico y lo político posee un carácter original e irreductible. En el fondo lo que el marxismo llama alienación económica (injusto abuso del rico sobre el pobre) deriva de raíces no materiales sino morales. La ambición y el egoísmo son de índole espiritual. Una “acumulación primitiva” de capital, ocurrida de forma abusiva, tendría por fuente la violencia o el robo, que son pecados. Las leyes de la oferta y la demanda todavía no existían. Si ocurrió una rapiña en el origen del capitalismo, ello se debe al mal uso de la libertad humana, y perfectamente pudo no haber ocurrido nunca. La codicia no es resultado de las estructuras socio-económicas, sino de la intemperancia y la injusticia personal.

 

Según Marx, el capitalismo nació cuando se inició la producción industrial, y se fue formando el capital progresivamente, merced a la acumulación de la plusvalía. Marx distingue entre el valor de uso  de los productos (trabajo empleado para elaborar bienes útiles) y el valor de cambio (dependiente no de su utilidad sino del precio en el mercado). Las mercancías no son, en realidad, más que “trabajo humano cristalizado”: ésa es la única fuente auténtica de su valor. El patrono vende el producto a su valor de cambio, pero sólo paga una parte al obrero, la necesaria para su subsistencia, para tener esa fuerza de trabajo, pero no paga el trabajo mismo. El resto se lo queda el capitalista: plusvalía. Hay una neta división entre proletarios asalariados y patronos capitalistas, que mediante la plusvalía disponen de una maravillosa mercancía: el trabajo humano. Si el capital es “todo aquello que produce una renta  mediante el trabajo de otros”, el crecimiento de los mercados y de las compañías, con la acumulación de capitales en pocas manos iría expropiando  a los artesanos de sus recursos económicos. Cuando se suprime la servidumbre y el antiguo régimen corporativo, el trabajo se convierte en teóricamente libre, y hay que venderlo como último recurso. Mientras tanto aumenta cada vez más el margen de la plusvalía, y con ello las desigualdades e injusticias sociales.

 

Sin embargo ni el valor de la mercancía depende sólo del trabajo del obrero (influjo de la tecnología, del capital, de la fertilidad de la tierra, del mercado, del transporte, etc.), ni los salarios han de descender necesariamente al mínimo vital, con un aumento constante del proletariado mísero; ni tampoco la expropiación automática del gran capital (pronosticada por Marx) ha ocurrido por evolución económica normal, sino por violencia revolucionaria o por ocupación militar.

 

La explicación marxista presenta los motivos y génesis del capitalismo, no como una injusticia humana y moral, sino como la fase actual de una evolución necesaria. Los capitalistas no tienen propiamente culpa, sino que todo ello es consecuencia de leyes necesarias. Se habría producido entonces el antagonismo entre una producción social de la riqueza y una apropiación individual de ella por parte de algunos abusadores (capitalistas). Pero si ello sucedió así, fue por un factor extra-económico: la codicia injusta de algunos. Y el economicismo materialista no ofrece ninguna explicación para ella. Para Marx la propiedad privada es la estructura que hace posible la alienación económica, permitiendo que un hombre se apodere del trabajo de otro hombre; por lo tanto debe ser abolida. No distingue entre una propiedad privada que sea justa y otra que produzca o sea consecuencia de injusticias.

 

Marx anunció que la progresiva acumulación del capital traería necesariamente la disolución del capitalismo: “La burguesía  produce sus propios sepultureros”. En el momento en que el proceso de concentración haya terminado se llevará a cabo la expropiación socialista: las acciones de los capitalistas se pondrán a nombre de la nación, y nada cambiará, ni el gerente. Hay que socializar los instrumentos de producción: tierra, fábricas, capitales. La propiedad vuelve así a sus dueños, los trabajadores expropiados, en forma nueva y colectiva. Se habrá producido así la última expropiación de la Historia, no en beneficio de una clase, sino de todas: será la sociedad sin clases. Sin embargo lo que históricamente ha ocurrido es la aparición de una nueva clase, constituida por los líderes de la revolución.

 

Fuente de la caricatura: http://goo.gl/Gj4K9

Otra fecha para la historia: 18 de febrero de 1983

Por Fernando Spiritto

Introducción

viernes_negro_2

Se cumplieron 30 años del 18 de febrero de 1983, fecha en la cual el gobierno de Luis Herrera Campíns (1979-1983) devaluó en bolívar y suspendió su libre convertibilidad.

El bolívar había mostrado una notable estabilidad en los lustros anteriores. El tipo de cambio pasó de Bs. 4,50 por dólar en 1964, a 4,40 en 1972 y a 4,30 en 1973, paridad que mantuvo por 10 años. La responsabilidad macroeconómica del período 1959-1973 se tradujo en baja inflación (1,9% por año, una da las más bajas del mundo) y por tanto en una moneda sólida de gran poder adquisitivo externo. No obstante, es bueno reconocer que la fortaleza de la moneda también fomentó las importaciones y obstaculizó el proceso de industrialización.

El 18 de febrero de 1983 el gobierno suspendió la venta de divisas al público y tres días después, mediante el decreto 1.842, autorizó al Ministerio de Hacienda a firmar un convenio con el Banco Central de Venezuela (BCV), para establecer “limitaciones y restricciones a la libre convertibilidad de la moneda nacional” (artículo 1). Se inició de esta forma la implementación de un régimen de cambios diferenciales que otorgó la tasa preferencial de 4,30 bolívares por dólar a la importación de bienes esenciales, la amortización y pago de intereses de la deuda externa pública y privada, a los gastos de los estudiantes y poderes públicos en el exterior. Para “otros renglones” el decreto estableció la posibilidad de tipos de cambio distintos dando origen a un régimen de tres niveles en el cual, junto con la tasa preferencial, se acordó un cambio de Bs. 6 por dólar a las exportaciones de las compañías del Estado y un cambio libre (que en mayo estaba alrededor de los Bs. 9 por dólar) para cualquier otra actividad. Adicionalmente, se tomaron dos medidas: la creación del Régimen de Cambio Diferencial (Recadi) como organismo administrador de las divisas y la implementación de un control de precios para frenar la inflación.

Leer el resto de esta entrada »

Globalización, conocimiento y educación superior

Por Fernando Spiritto

La teoría del desarrollo, ese notable esfuerzo intelectual y de políticas públicas por responder a la pregunta ¿por qué unos pueblos son más ricos que otros?, ha mostrado un dinamismo inusitado en los últimos años. El aspecto institucional, la Nueva Geografía Económica, o el “regreso” de la manufactura y las políticas industriales, son factores que han cobrado relevancia en la literatura que intenta explicar las diferencias de ingreso per cápita y hacer las recomendaciones respectivas para fomentar la convergencia económica entre los países.

Las teorías del crecimiento económico han atravesado  varias etapas, particularmente desde la postguerra, cuando adquieren plena vigencia e influencia en las políticas económicas. El modelo Harrod-Domar, inspirado en los enfoques keynesianos, planteaba                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                          el incremento del ahorro, la inversión (la productividad del capital) y la población para impulsar los niveles de demanda a través del tiempo y así mantener el ritmo del crecimiento. En el modelo neoclásico, el crecimiento surge de la acumulación de factores de producción como el trabajo y el capital, siendo el conocimiento científico un elemento exógeno y mostrando el capital físico rendimientos decrecientes que, con el pasar del tiempo, llevan a las economía a un “estado estable” (steady state) y por tanto a una convergencia de los distintos niveles de desarrollo. En los modelos endógenos de la actualidad, los rendimientos decrecientes del capital son contrarrestados por la calidad del capital humano. Ello explicaría por qué la convergencia económica entre los países no se ha presentado tal como lo postulaba el modelo neoclásico.

Leer el resto de esta entrada »

Sobre vehículos, precios y control cambiario

Por Tadeo Arrieche

Hace pocos días se aprobó en primera discusión en sesión de la Asamblea Nacional el proyecto de ley que pretende regular la compraventa de vehículos nuevos y usados.

 

Para nadie es un secreto el tono invasivo del gobierno en materia de la autonomía de la voluntad de las partes. Es el mismo libreto de la ley de arrendamientos en materia de vivienda que impone una serie de conductas a los participantes de un contrato civil determinando condiciones, cifras y sanciones.

 

Para conocer la realidad de las leyes es necesario conocer su motivo, el denominado espíritu del legislador, y surgen entonces una ráfaga de preguntas ante el andamiaje socialista que proponen, como estas ¿Los vehículos son o no bienes de lujo? ¿Por qué regular el precio de todos los vehículos? ¿Por qué no aplicaron la Ley de Costos y Precios Justos?

Leer el resto de esta entrada »

Nueva Extensión de la Inamovilidad Laboral

Abog. Olivia M. Rizo M.[1]

Nuevamente el pasado 27 de diciembre de 2012, el Gobierno de la Republica Bolivariana de Venezuela prorroga mediante Decreto  No. 9322 publicado en la Gaceta Oficial No. 40.079 del 28 de diciembre de 2012, inamovilidad laboral para  todo los trabajadores, tanto del sector privado como público, amparados por la Ley Orgánica del Trabajo para los Trabajadores y la Trabajadoras (LOTTT). En este sentido a partir del 1? de enero de 2013 hasta el 31 de diciembre de 2013, ambas fechas inclusive, ningún trabajador podrá por ser despedido, trasladado ni desmejorado, previa autorización del Inspector del Trabajo y, en caso de incumplimiento el trabajador podrá denunciar el hecho dentro de los treinta (30) días continuos contados a partir del despido y solicitar el Reenganche y Pago de Salarios Caídos, así como los demás beneficios dejados de percibir, o la restitución de la situación jurídica infringida, según el procedimiento establecido en el artículo 425 Ley Orgánica del Trabajo para los Trabajadores y la Trabajadoras (LOTTT).

Es importante destacar que los únicos trabajadores exceptuados de la aplicación del presente decreto son los de Dirección, los temporeros u ocasionales, y los que tengan menos de  un (1) mes de servicio, por lo que todos los trabajadores se encuentran investidos de esta protección especial indiferentemente del salario devengado. Igualmente ampara a los trabajadores contratados por tiempo y obra determinada, mientras no haya expirado el tiempo convenido o concluido la obra contratada

Realmente no entendemos la necesidad del Ejecutivo en extender por onceava (11) vez la inamovilidad laboral,  si hubiera deseado establecerla de forma permanente así lo hubiera establecido en la recién reformada  Ley Orgánica del Trabajo para los Trabajadores y la Trabajadoras (LOTTT) en el mes de mayo de 2012.

La estabilidad absoluta o inamovilidad laboral debe ser temporal, excepcional, y solo debe proteger al trabajador de forma especial cuando en él existan ciertas condiciones que hagan necesaria dicha protección,  por ejemplo, la mujer trabajadora en estado de gravidez y hasta  un (1) año después del parto, los miembros de la junta directiva de un sindicato, los trabajadores cuando se discute una convención colectiva de trabajo, los delegados de prevención, los trabajadores cuando hay elección de los delegados de prevención, en fin, todo ello para evitar que por su vulnerabilidad sean objeto de medidas y despidos arbitrarios por parte del patrono.

Ahora bien, vemos con especial preocupación esta renovación del la inamovilidad, puesto que nos llega luego de la reforma de la Orgánica del Trabajo para los Trabajadores y la Trabajadoras (LOTTT), en donde se estableció nuevo procedimiento de estabilidad, el cual está plagado de violaciones al debido proceso,  a la defensa, en donde el patrono, el cual se encuentra prácticamente a merced del trabajador y de la administración del trabajo, so pena de multas y hasta de prisión.

Este tipo de medidas realmente no son proteccionistas del empleo, por el contrario, lo que hacen es encarecer el despido, y que haya una reducción significativa de puestos de trabajo.



[1] Abog. Especialista en Derecho del Trabajo. UCV

El poder sin referencia al servicio narcotiza

Tomado de www.institutoacton.com.ar

Corrientes, Argentina (AICA): “El poder narcotiza a quienes lo ejercen sin humildad y sin amor. Lo que debieron cambiar los apóstoles permanece como intocado en las generaciones que vinieron después. Hoy  constituye un mal preservado contra los reclamos de la fe, aún en espacios reasegurados por una práctica religiosa de cierta estricta observancia”, advirtió el arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, en su sugerencia para la homilía el próximo domingo. Tras recordar que “un sector destacado de dirigentes políticos y sociales se proclama adherente a la fe cristiana”, aseguró que “con frecuencia, sin ánimo de cargar las tintas, muchos de ellos ejercen la autoridad conformados a la antítesis que presenta Jesús a su enseñanza – y a su ejemplo – sobre la autoridad”.

***

El arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, reflexiona sobre el pasaje evangélico donde San Marcos refiere al diálogo de Jesús con los apóstoles, en el que estos dicen no entender la naturaleza del Reino, anunciado y fundamentado sobre el mismo Señor, piedra angular desechada por los constructores del mundo”.

Leer el resto de esta entrada »

Estado de bienestar, racionalidad económica y Filosofía Social. Un diálogo informal para un encuentro de horizontes

Por Agustín Echavarría, martínEchavarría y Mario Silar

Tomado de la página web del Instituto Acton de Argentina

 

Lo que dan de sí algunos “diálogos” en Facebook:
Los hermanos Agustín y Martín Echavarría son, en mi falible opinión, dos de los filósofos argentinos formados en la tradición de Tomás de Aquino más lúcidos de su generación. La obra académica y bibliográfica de ambos es fácilmente rastreable en la web por lo que me abstendré
aquí de mayores detalles. Simplemente aclararé que Martín ha desarrollado su investigación y especialización en la relación entre la aproximación filosófico-teológica de Santo Tomás, lo más granado de la espiritualidad y la mística católica, y la psicología y psiquiatría contemporáneas;
todo ello con el objeto de avanzar un programa de investigación de lo que debería incluir una psicología hecha en armonía con la Fe católica. Por su parte, la línea de investigación y especialización de Agustín está centrada en la Metafísica, la Teología Natural y la Teodicea.
Tomás de Aquino, Jacques Maritain y Leibniz son algunos de los pilares que han guiado su investigación.

Descarga el libro en PDF

Introducción a ala Economía Social de Mercado

Lineamientos Unidad