De la Alternativa Democrática a un Modelo Económico Viable

Por: Gabriela Vera

 La MUD un acierto de la oposición venezolana

    Los actores de la oposición en Venezuela, como un conjunto de personas  que  hacen resistencia al poder político establecido encarnado en la persona del Presidente Hugo Chávez y su “Revolución Bolivariana”, han entendido (o simplemente no había otra alternativa política viable), que una oposición “democrática”, no puede conjugarse ni adelantarse a conseguir sus objetivos políticos. No puede arriesgarse, con acciones múltiples desperdigadas, y en más de una ocasión tal y como sucedió, carentes de sentido lógico y estratégico.

     La etapa de una oposición desorganizada y pueril, con la heterogeneidad de instituciones como partidos políticos y otros agentes de la sociedad civil, desde ONG´s hasta ciudadanos independientes, obrando cada quien por su lado, por medio de  acciones de resistencia pacífica y por momentos incluso violenta, hoy se puede distinguir del pasado. Los actores de la oposición venezolana, pese a sus diferencias internas, lograron situarse en un estadio de mayor capacidad estratégica porque vislumbraron que de no hacerlo, su supervivencia política estaba en juego. Esta no ha sido una tarea fácil, porque la oposición venezolana enfrenta a un gobierno que desde sus inicios no dudó en desconocerla, lo cual es un rasgo propio de los regímenes autoritarios que usan la democracia como antifaz.

     Frente a la maquinaría de un gobierno autoritario y con financiamiento paupérrimo para competir electoralmente, se constituyó en el año 2009 lo que tanto se había deseado: La Mesa de la Unidad Democrática (MUD).  La MUD se proclamó, como el esfuerzo unitario organizado donde convergen distintos actores de la sociedad civil, con el propósito de emprender el camino hacia la consolidación de una oposición democrática, articulada, provista de discurso y de un proyecto político nacional, que vendría a dar cuenta de la proposición al país de una nueva alternativa democrática. Un año después, la comisión programática de la MUD elaboró y distribuyó las “100 Soluciones para la Gente”, documento que compila y anuncia las líneas maestras de esa nueva alternativa democrática, que hoy está en pleno desarrollo.

     La MUD,  en “100 Soluciones para la Gente”, enarbola la bandera de la “Construcción de una sociedad productiva y de progreso”. En específico, su numeral 28 aboga por “Asegurar mejores y equitativas condiciones para los trabajadores venezolanos”. Más adelante, en el numeral 33 plantea: “Asegurar los derechos a la propiedad privada y a la libertad económica, y desarrollar la libre iniciativa privada y el acceso de los ciudadanos a bienes de servicio y calidad”.   De acuerdo  con esto, vale la pena evaluar y preguntarse ¿Qué modelo económico, engrana de forma más óptima con las líneas programáticas de la MUD, teniendo en cuenta que el progreso no llega solo? ¿Cómo lograr algunas de las metas establecidas en esas líneas, sin un modelo económico específico para la sociedad venezolana? Es pues oportuno decir que la Economía Social de Mercado representa una opción viable  que ya ha dado frutos exitosos a lo largo de su historia en varios paises. Se estará preguntando el lector ¿Por qué la Economía Social de Mercado?

¿Por qué la Economía Social de Mercado?

Page 1 of 2 | Next page

Mega World News Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google Yahoo Buzz StumbleUpon Weekend Joy